La OPEP estudia hoy en Viena, en su primera reunión del año, si mantiene la cuota conjunta de producción de crudo en 30 millones de barriles diarios (mbd) en los próximos meses, tras caer el precio del "oro negro" un 29 % desde marzo, presionado por la crisis de la deuda de la zona del euro.

En vísperas de la 161 conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), los temores a que la crisis europea arrastre la coyuntura mundial a la baja y por ende también la demanda global de crudo quedaron patentes, durante un seminario internacional sobre el sector organizado por el grupo.

"En Europa, ¿qué va a pasar con la crisis de la deuda soberana y las medidas de austeridad y el debate sobre el crecimiento?", dijo el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri, quien también se cuestionó si la desaceleración económica en China y la India será a corto o largo plazo.

También ayer, desde París, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) rebajó ligeramente sus previsiones sobre la demanda global de petróleo para este año, hasta los 89,9 mbd, por el agravamiento de la crisis en la zona euro y la ralentización de la economía china.

La cita de la OPEP se produce cuatro días antes de las elecciones legislativas de Grecia del domingo, cuyo incierto resultado despierta inquietud por la cuestionada permanencia del país heleno en la moneda única.

Además, la reunión se celebra pocas horas después de que la agencia de calificación de riesgo Moody's rebajase en tres escalones la nota que otorga a la deuda soberana de España, lo que ha hecho disparar una vez más la prima de riesgo del país Ibérico.

El valor del barril de petróleo, tras alcanzar los 128 dólares en marzo, ha caído por debajo de la barrera psicológica de los 100 dólares, situándose en el nivel más bajo desde enero de 2011.

El barril de Brent se vendía esta mañana a 97,47 dólares, el del petróleo de Texas quedó ayer en 82,62 dólares y el usado como referencia por la OPEP se situaba el martes en 94,99 dólares.

Los ministros de la organización coinciden en defender un precio de 100 dólares por barril, y ante las grandes incertidumbres que ensombrecen el mercado, la mayoría de los analistas vaticinan que acordarán mantener la cuota de 30 mbd acordada en diciembre pasado.

En mayo, el grupo ha superado dicho tope en un volumen de entre 1,5 mbd (según la OPEP) y 1,8 mbd (según la AIE).

El encuentro vienés está además marcado por las sanciones internacionales contra Irán, segundo productor de crudo de la OPEP, que incluyen un embargo a las importaciones de crudo iraní impuesto por la Unión Europea (UE) a partir del próximo mes.

En la agenda de la conferencia está también la sucesión de El-Badri al frente de la organización, tras expirar su mandato el próximo 31 de diciembre, cargo al que hasta ahora han presentado candidatos Ecuador, Arabia Saudí, Irán e Iraq.