La Bolsa española esquivó hoy tanto la rebaja de la nota de la deuda nacional por Moody's como el encarecimiento de la deuda soberana y se anotó una subida del 1,22 % que la acercó a los 6.700 puntos.

Con la prima de riesgo en 540 puntos básicos, el IBEX 35 subió hoy 81 puntos, el 1,22 %, hasta los 6.696 (puntos). Las pérdidas anuales bajaron al 21,83 %.

Excepto Repsol, que cedía el 0,48 % mientras el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se cambiaba a menos de 97 dólares, el resto de los grandes valores subió: Banco Santander un 1,85 %; Inditex, un 1,64 %; Telefónica, un 1,27 %; Iberdrola, un 1,07 %, y BBVA, un 0,94 %.

El Índice General de la Bolsa de Madrid ascendía hoy un 1,19 %, con lo que reduce la caída desde principios de año hasta el 20,83 %.

En Europa, las Bolsas se dividieron entre las ganancias -Milán, con un 1,47 % y París, con un 0,08 %- y las pérdidas -Londres (-0,31 %) y Fráncfort (-0,23 %).

La Bolsa española empezaba la sesión con retrocesos moderados que le hacían perder momentáneamente el nivel de 6.600 puntos y que estaban condicionados por la rebaja de la deuda española por la agencia de calificación de riesgo estadounidense Moody's de "A3" a "Baa3".

La rentabilidad de la deuda española a diez años se acercaba al 6,9 % en el mercado secundario y la prima de riesgo a 535 puntos básicos.

La canciller alemana, Angela Merkel, consideraba correcta la decisión de España de solicitar ayuda para fortalecer el capital de la banca y se conocían algunas propuestas de Francia para preservar la Unión Europea, y la bolsa escapaba de las pérdidas, pero volvía rápidamente a bajar.

El IPC de la zona euro retrocedía dos décimas en mayo, hasta el 2,4 %, y la subasta de deuda a tres años en Italia ayudaba a que la Bolsa volviera a registrar ganancias, aunque la prima de riesgo hubiera subido poco antes hasta 550 puntos y el interés de los bonos españoles rozara el 7 %.

Durante el resto de la sesión, la Bolsa mantuvo las ganancias mientras el Banco Central Europeo (BCE), del que se espera intervenga para remediar la situación de la deuda, insistía en su último informe de coyuntura en que España debe continuar con el recorte de gastos para asegurar el cumplimiento del objetivo de déficit.

La posibilidad de que ganen las elecciones griegas del domingo los partidos favorables a continuar en el euro contribuía a sostener la subida.

La bajada de tres décimas de la inflación estadounidense en mayo, hasta el 1,7 % -la subyacente creció hasta el 2,3 %, dos décimas- era bien recibida por el mercado, no así el aumento de las peticiones semanales de subsidios de desempleo en este país, de 380.000 a 386.000.

Con este dato la Bolsa se acercó al nivel de cierre de la víspera y provocó algunas dudas en el comienzo de la jornada en Wall Street, que registraba una subida del 0,9 % al cierre de la sesión española.

Entre los valores del IBEX destacó el alza de Mediaset (5,78 %), Bankinter (4,37 %) y BME (3,22 %), al tiempo que las mayores caídas fueron para Bankia y Acerinox, con un 3,05 % y 1,97 %, respectivamente.

En el mercado continuo, los avances más significativos fueron los de Natra (10,56 %) y Prisa (9,33 %). Las mayores pérdidas correspondieron a San José (-12,24 %) y Metrovacesa (-10,34 %).

El efectivo negociado se situó en 3.348 millones de euros, de los que 288 millones correspondieron a Banco Santander y 227 millones, a Telefónica.