Irán decidió no invitar al rey Abdullah de Arabia Saudí a una cumbre del Movimiento de Países No Alineados en Teherán, se conoció oficialmente el jueves.

La televisión estatal dijo que la decisión del presidente, Mahmoud Ahmadinejad, se produjo tras la reciente ejecución de un grupo de ciudadanos iraníes condenados por tráfico de drogas en el reino.

El informe dijo que un funcionario iraní canceló el viaje a Arabia Saudí durante el cual tenía que entregar la invitación. La decisión podría afectar los planes de otros países árabes y musulmanes para asistir a la cumbre a finales de agosto.

Irán criticó esta semana a Arabia Saudí por las ejecuciones, al decir que los iraníes no recibieron un juicio justo hace cinco años. Advirtió que el caso tendría "consecuencias jurídicas y políticas".

Irán, de mayoría chií, y Arabia Saudí, de mayoría suní, mantienen una rivalidad de larga data.