El grupo japonés de electrónica y maquinaria Hitachi informó hoy de que planea duplicar las ventas de su división nuclear para el año 2020, cuando espera ingresar unos 360.000 millones de yenes (3.600 millones de euros) en este sector.

Está previsto que este aumento responda en gran parte a la venta de material para la accidentada central nuclear de Fukushima Daiichi, que resultó seriamente dañada por el tsunami que en marzo de 2011 desató en Japón la peor crisis tras la II Guerra Mundial.

Unas 80.000 personas permanecen evacuadas en un radio de 20 kilómetros alrededor de la maltrecha central, donde miles de operarios trabajan aún para cerrar definitivamente la crisis y desmantelar los reactores, lo que podría llevar hasta cuatro décadas.

Hitachi, uno de los proveedores de la planta, espera además que su crecimiento se vea sostenido también en los próximos años por las ventas para centrales fuera de Japón y por el desarrollo de reactores de próxima generación en el archipiélago, según el plan de negocios presentado hoy.

En el año fiscal 2011, que concluyó el pasado 31 de marzo, la división nuclear de la compañía obtuvo unos ingresos de 160.000 millones de yenes (unos 1.600 millones de euros).

Hitachi, con unos 320.000 empleados en todo el mundo y sede en Tokio, tiene divisiones de infraestructuras, sistemas de generación y transmisión de energía, información y telecomunicaciones, sistemas de transporte, de planificación urbana y de automoción.

El pasado ejercicio fiscal el grupo obtuvo un beneficio neto de 347.179 millones de yenes (unos 3.470 millones de euros), un 45,6 % más que el año anterior.