Estados Unidos se esfuerza para poner fin a un "bloqueo de información" que permite que el gobierno norcoreano oculte los abusos a los derechos humanos que comete y mantenga a sus ciudadanos alejados de las noticias del exterior, afirmó el jueves el enviado por Estados Unidos para temas de derechos humanos en Corea del Norte.

Robert King dijo durante un foro en Seúl, capital de Corea del Sur, que el aislamiento informativo de Corea del Norte significa que sus "deplorables condiciones de los derechos humanos" llamen menos la atención mundial que los abusos cometidos en la otrora Unión Soviética hace cuatro décadas.

Las declaraciones de King suceden en medio de una gran animosidad tras el lanzamiento de un cohete de Corea del Norte de largo alcance en abril y las acusaciones hechas por Pyongyang de que Corea del Sur ha insultado al nuevo mandatario norcoreano.

Pyongyang niega cometer abusos contra sus ciudadanos y acusa a Washington de "politizar los derechos humanos" de países que resisten su agresión.