La Corte Suprema de Justicia de Colombia (CSJ) negó hoy, en un fallo de segunda instancia, la libertad a Sigifredo López, único superviviente de doce diputados regionales secuestrados por las FARC en 2002, tras un recurso interpuesto por su defensa, informaron fuentes judiciales.

Así lo dispuso el magistrado Arturo Solarte Rodríguez, de la Sala Civil, en el fallo hecho público por el alto tribunal, quien recibió el recurso del exmiembro de la misma corte, Alfredo Gómez Quintero, defensor de López, quien solicitó la puesta en libertad inmediata del exrehén.

El exdiputado regional, de la Asamblea del departamento del Valle del Cauca (suroeste), está detenido en una guarnición militar de Cali, capital de ese territorio, desde la semana pasada, cuando fue trasladado desde la sede de la Fiscalía en Bogotá, donde había sido recluido en un primer momento.

La Fiscalía podrá disponer hasta el próximo 20 de junio para resolver la situación jurídica del exdiputado, detenido el pasado 16 de mayo, para investigar su supuesta participación en su propio secuestro y el de sus compañeros.

El político es investigado por los delitos de rebelión, perfidia, toma de rehenes y homicidio, ya que en la toma a la Asamblea murió un policía.

Un comando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ingresó a la sede del legislativo regional del Valle del Cauca en Cali en abril de 2002 y secuestró a López y a otros once diputados.

Cinco años más tarde del secuestro, en junio de 2007, las FARC dieron muerte a once de ellos, en medio de un incidente con otros insurgentes que los captores confundieron con militares de una supuesta operación de rescate.

López, de 49 años, pasó siete años secuestrado, hasta que fue liberado en 2009 y contó que sobrevivió a aquella matanza porque en ese momento los guerrilleros lo habían trasladado a otro lugar y separado del resto de exdiputados.