El Parlamento de Honduras prohibió hoy, de manera permanente, que dos hombres puedan transportarse en una misma motocicleta y que si en ésta viajan dos personas, alguna de ellas porte un arma de fuego, como medida para frenar la violencia criminal en el país.

La nueva sanción sustituye a una ordenanza temporal de seis meses, que venció el martes y que, según los diputados y algunos organismos de derechos humanos, dio buenos resultados porque se redujeron los crímenes cometidos en motocicletas.

El decreto aprobado hoy incluye sanciones más drásticas contra los infractores que van desde el decomiso del transporte hasta la cancelación de la licencia y sanciones económicas.

Lo único que permite la nueva ley, que entrará en vigor tras su publicación en el diario oficial La Gaceta, es el transporte de un hombre y una mujer, o de un hombre y un menor de doce años, lo que también permitía la ordenanza temporal que estaba en vigor desde el 14 de diciembre de 2011.

El presidente de la Comisión de Seguridad del Parlamento, Mario Pérez, dijo a los periodistas que ninguna de las personas que se transporte podrá portar arma de fuego, no importa que la misma esté registrada legalmente.

Quienes violenten la norma serán requeridos "por 24 horas para su respectiva investigación", agregó.

La violencia en Honduras deja un promedio diario de unas quince personas muertas, y según las autoridades locales, antes muchos de los crímenes se cometían en motocicletas que por lo general no portaban registro de matrícula.