Las autoridades panameñas anunciaron hoy que buscan desarrollar en la Cuenca del Canal de Panamá, con la cooperación de Alemania, un proyecto de reducción de emisiones por deforestación y degradación, conocido como REDD+.

Ese mecanismo, que se aplicará por primera vez en el país centroamericano, "busca reconocer el servicio que los bosques prestan al mundo al almacenar grandes cantidades de carbono", indicó la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en un comunicado.

El proyecto forma parte de un acuerdo de cooperación suscrito este jueves por la ACP, la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional, y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá.

El convenio tiene como objetivo establecer los términos y condiciones para el diseño e implementación de un proyecto piloto de mecanismos de compensación para el manejo sostenible de los recursos forestales en la Cuenca del Canal, indica un comunicado de la ACP.

El proyecto se desarrollará bajo los parámetros del REDD+, que se enfoca hacia actividades relativas a la conservación de las reservas de carbono, así como en el manejo forestal sostenible de los bosques.

En ese marco, se prevé incentivar a los productores de la Cuenca a sustituir algunas actividades productivas que ahora intervienen los bosques, como pastos para el ganado, plantaciones con monocultivos y otros, por otras que sean sostenibles, indicó la ACP.

Con ello, añadió el organismo panameño, se espera reducir las emisiones de dióxido de carbono por los efectos positivos que tendrá en la disminución de la deforestación y la degradación de los bosques.

"Este acuerdo con el Gobierno alemán nos permitirá trabajar en beneficio de nuestro país", que "está en una posición de ganar-ganar, ya que además de reducir los efectos de las emisiones de carbono también puede capturar carbono", dijo el administrador del Canal, Alberto Alemán Zubieta, según el comunicado de la ACP.

La misma fuente añadió que la Cuenca del Canal es de importancia estratégica para el país, porque concentra las principales fuentes hídricas que permiten proveer de agua a más de la mitad de la población panameña y para la operación continua y segura de la vía interoceánica.