El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y el Gobernador del Estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, firmaron hoy un préstamo por el que el BID concede 1.150 millones de dólares para la construcción de 44 kilómetros de circunvalación en la zona metropolitana de Sao Paulo.

La región del Gran Sao Paulo tiene serios problemas de congestión, principalmente por el crecimiento anual del 5 por ciento de la flota en la zona metropolitana y la estructura radial de las 10 principales carreteras del país que cruzan la ciudad, y por donde pasan alrededor de un millón de vehículos diarios.

Con este proyecto, se estima que el flujo de tráfico se vea reducido en un 10 % en el primer año de funcionamiento, así como la reducción de un 12 % de las emisiones de dióxido de carbono en la ciudad.

"La financiación del BID ayudará a lidiar con el último tramo de la carretera de circunvalación metropolitana de Sao Paulo. Es una obra que será de gran ayuda para el tránsito, el acceso y la salida de la gran metrópoli del país y mejora la logística que une el aeropuerto más importante, que es Cumbica, con el puerto más grande, Santos", dijo Alckmin.

El proyecto tiene previsto estar terminado en noviembre de 2014.

Moreno hizo hincapié en la importancia de un programa de esta magnitud para una ciudad cuya flota tiene más de 10 millones de vehículos.

"La finalización de la parte norte reducirá la congestión y ofrecerá una mejor conectividad y movilidad de la población, además de mejorar la seguridad en sus viajes", dijo el presidente del BID.

Además de los 1.150 millones del organismo multilateral, el proyecto recibirá una inversión de Estados Unidos de 980 millones y 890 millones del Gobierno del estado de Sao Paulo.

El préstamo tiene un plazo de 25 años y cuenta con un período de gracia de cinco.