Un cirujano y ex especialista militar en armamentos continuaba el jueves eludiendo a las autoridades, que comenzaron a buscarle poco después de la muerte a tiros de una recepcionista en el hospital en el que ambos trabajaban en Buffalo.

La policía advirtió que el doctor Timothy Jorden pudiera estar armado y debe ser considerado peligroso.

Jorden, que ha practicado medicina en Nueva York durante una década, ha servido de modelo para jóvenes negros en Buffalo, le dijeron personas que le conocen a Buffalo News.

Betty Jean Grant, presidenta de la legislatura del condado Erie, le dijo al diario que conoce a Jorden desde que éste era niño y que nunca le vio en problemas.

"Es trágico que un doctor que salvó tantas vidas esté acusado de quitarle la vida a alguien", dijo. "Ensombrece la misión de un hospital que está dedicado a salvar vidas".

La policía dice que Jacqueline Wisniewski, de 33 años, fue baleada cuatro veces en una escalera en el Centro Médico del Condado Erie el miércoles por la mañana. El comisionado policial Daniel Derenda dijo que el incidente no fue un acto aleatorio. Reportes de prensa dijeron que Wisniewski era la ex novia de Jorden.

Luego del incidente, la policía registró infructuosamente el hospital durante más de cuatro horas en busca del atacante.

La policía bloqueó una calle que conduce a la casa del cirujano en un área aislada de residencias privadas cerca del Lago Erie. Miembros de la unidad de operaciones especiales de la policía llegaron al lugar, y un helicóptero sobrevoló la casa, antes de retirarse. La policía dijo que la casa estaba vacía.

Heather Shipley, amiga de Wisniewski, le dijo a WIVB-TV que ésta le tenía miedo a Jorden. Wisniewski vivió un tiempo con Jorden, pero lo dejó porque pensó que él tenía relaciones íntimas con otras mujeres, dio Shipley. Dice Shipley que Jorden no aceptaba la ruptura, y que una vez la retuvo cautiva durante un día y medio, amenazándola con un cuchillo.

"Ella me dijo que si le sucedía algo, había sido él", dijo Shipley.