Un tribunal colombiano dobló el jueves la condena a cuatro empresarios y les prohibió de por vida volver a ser contratistas del Estado luego de ser hallados culpables de un millonario fraude al erario a través de inconclusas obras de infraestructura en Bogotá.

Durante una audiencia pública, el magistrado Eugenio Hernández del Tribunal Superior de Bogotá sentenció a 14 años y medio de cárcel a cada uno de los hermanos Manuel y Miguel Nule Velilla y a su primo Guido Nule Marino.

Asimismo condenó a 10 de prisión a su socio Mauricio Galofre.

Los cuatro fueron encontrados responsables del delito de "peculado por apropiación", es decir, apropiarse en beneficio propio o de terceros de bienes del Estado, un delito que es castigado en la ley colombiana hasta con 15 años de cárcel y multas equivalentes al valor de lo apropiado.

Ninguno de los condenados estaba en el juzgado cuando fue leído el fallo.

La decisión del juez Hernández se produjo luego de que en diciembre de 2011 la Procuraduría General apeló la sentencia de primera instancia a siete años y medio de prisión contra los cuatro integrantes del llamado "grupo Nule" que había dictado otro juez de Bogotá.

Los Nule sólo han aceptado el cargo de peculado pero no han reconocido su culpa en otros delitos que se les imputan como fraude procesal, falsedad en documento privado y concierto para delinquir por los que más adelante podrían recibir nuevas condenas.

Tanto los Nule como Galofre se encuentran detenidos desde abril de 2011 en La Picota, una cárcel del sur de Bogotá.

Por los mismos hechos también se encuentran en prisión el ex alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, y su hermano, Iván Moreno, quienes han negado los cargos en su contra.

El escándalo por el cual los Nule y los Moreno están en prisión surgió a fines de 2010 con denuncias e investigaciones de miembros del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo sobre sospechas de que Iván Moreno exigía dinero a personas y empresas, como la de los Nule, que aspiraban a obtener contratos para grandes y millonarias obras de infraestructura en la capital. Iván Moreno está en prisión desde abril de 2011, mientras su hermano el ex alcalde quedó en prisión preventiva en septiembre.

Según la Fiscalía, en los contratos irregulares para las obras de infraestructura el erario fue desfalcado en unos 1.222 millones de dólares.

Esas obras sufrieron retrasos o no fueron concluidas en el tiempo convenido y hasta ahora se desconoce exactamente qué ocurrió con los millonarios fondos entregados a las empresas como la de los Nule.