La Corte Suprema de Justicia negó el jueves en segunda instancia un recurso de habeas corpus al detenido ex diputado Sigifredo López, quien continuará en prisión como presunto instigador del secuestro en 2002 de 11 de sus compañeros de trabajo que murieron en cautiverio en poder de las FARC.

En un fallo de 10 páginas, la Corte concluyó que el Tribunal Superior de Bogotá tuvo razón cuando el 6 de junio negó en primera instancia a López su aspiración de recuperar la libertad con el mismo recurso.

López, un abogado de 49 años, fue detenido el 16 de mayo pasado y sus abogados alegaban que la Fiscalía disponía de cinco días hábiles o para dejarlo libre o para afectarlo con una medida de detención preventiva.

En su fallo divulgado en un correo electrónico, la Corte acogió la postura del Tribunal de Bogotá en el sentido de que "todavía no ha fenecido el término del que dispone la Fiscalía para resolver su situación jurídica" (las de López) o ratificar si lo deja detenido o lo investiga estando en libertad, en una decisión que puede tomar en al menos 20 días hábiles.

López, quien niega cualquier relación con el caso, fue arrestado por sospechas de haber participado en la planeación del secuestro ocurrido en abril de 2002 de un grupo de diputados de la Asamblea Legislativa del departamento de Valle del Cauca, al suroeste del país.

Un comando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) perpetró el secuestro de los 12 diputados, entre ellos el del propio López, quien ha negado cualquier relación suya en el plan de tomarlos como rehenes.

En junio de 2007 las FARC anunciaron en un comunicado la muerte de 11 de los diputados secuestrados.

López fue el único sobreviviente de lo que las FARC describieron inicialmente con un confuso incidente con un grupo armado desconocido.

De acuerdo con la Fiscalía, videos encontrados en computadores del jefe de las FARC, Alfonso Cano, abatido por la fuerza pública en noviembre del 2011, muestran a un hombre al que se le escucha, pero no se ve, planeando la entrada a la asamblea, la distribución del edificio y las puertas de entrada y salida.

Según los fiscales, la voz que se escucha y un perfil de rostro que se logra ver brevemente corresponderían a López, que estuvo siete años secuestrado por los insurgentes y fue liberado en el 2009.

La Fiscalía pidió al FBI ayuda para hacer cotejos de voz del video con la de López.

El ente investigador ha dicho que espera esos resultados para este fin de semana y que el martes 20 de junio hará un pronunciamiento sobre el caso.