Nuestro sistema migratorio está quebrado, todo el mundo está de acuerdo con esto. Pero nadie acepta el reto político de reformarlo. Nadie. Ni los demócratas, ni los republicanos. Nadie.

Lo triste es que mientras sobran las razones por las que nadie se pone de acuerdo, los 11 millones de indocumentados que residen en el país continúan viviendo en la incertidumbre, a la sombras, temiendo dar un paso en falso que los deporte de regreso al país al que no quieren regresar.

Pero no solo existen los indocumentados cuando de inmigración se habla. Están los inmigrantes con cualidades excepcionales, aquellos que cualquier país daría oro por tenerlos. Cualquiera, menos Estados Unidos.

Read more: Terra.com

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino