Coca-Cola Co. se está preparando para vender sus bebidas en Mianmar por primera vez en 60 años.

El mayor fabricante de bebidas gaseosas del mundo dijo el jueves que comenzará a hacer negocios en el país tan pronto como el gobierno de Estados Unidos emita una licencia que permita a las compañías estadounidenses realizar tales inversiones.

Estados Unidos anunció el mes pasado que suspenderá las restricciones sobre inversiones estadounidenses en la nación del sureste asiático, la cual aún está transitando hacia la democracia. Hasta el año pasado, Mianmar había sido encabezada por una junta militar opresiva.

Mianmar es uno de tres países en los que Coca-Cola no hace negocios; los otros son Cuba y Corea del Norte.

Coca-Cola manifestó que inicialmente sus productos serán importados de países vecinos mientras establece operaciones locales en Mianmar; la empresa indicó que en anteriores ocasiones ha reingresado a mercados rápidamente cuando es posible.

En 1949, por ejemplo, Coca-Cola y otras compañías extranjeras fueron expulsadas de China por el gobierno comunista. Después de que se establecieron relaciones diplomáticas completas con el país en 1979, Coca-Cola envió por tren 20.000 contenedores de su bebida emblemática en el país provenientes de Hong Kong, que aún era un territorio británico.

La empresa con sede en Atlanta agregó que Cuba fue uno de los primeros países donde hizo negocios, abriendo operaciones en la nación en 1906. Pero después de la Revolución Cubana, el gobierno de Fidel Castro comenzó a decomisar activos privados y la compañía fue liquidada y salió de la isla en 1960. La empresa nunca ha operado en Corea del Norte.

Cualquier producto de Coca-Cola presente en esos países es obtenido a través de terceros independientes.

___

El periodista de la AP Matthew Pennington contribuyó a este despacho desde Washington, D.C.