La española Carla Suárez, cuarta máxima favorita, al caer en segunda ronda ante la luxemburguesa Mandy Minella, por 6-2, 3-6 y 6-3, se ha despedido del torneo de Bad Gastein, en Austria, que se disputa sobre tierra, y reparte 220.000 dólares en premios.

La tenista canaria (n.38 WTA), desde luego, no tuvo su día ante una jugadora teóricamente muy inferior a ella, que pulula en la posición 95 en el actual ránking mundial y que, además, había caído ante la española en el único precedente entre ambas hasta hoy (Luxemburgo 2009).

Pero Carla Suárez, salvo en un segundo set que hizo suyo poniendo sobre la pista parte de sus profundos golpes, no tuvo en su saque su mejor arma, llegando a conceder en el encuentro hasta siete bolas de rotura de las que sólo salvó una.

En cambio, Carla Suárez tan sólo aprovechó cuatro de las ocho ocasiones de hacerse con el saque de Minella.

En el tercer, y definitivo set, todo se decantó en favor de la luxemburguesa en el cuarto juego, cuando rompió en saque de Carla Suárez y se fue con un favorable 3-1. Luego, cada jugadora conservó su servicio y el partido, y el pase a tercera ronda, se lo llevó Minella.

La derrota de Carla Suárez deja el torneo con tan sólo una jugadora española, la sevillana Estrella Cabeza Candela, que poco antes se había impuesto a la holandesa Richel Hogenkamo, por 6-4 y 6-3.