La policía japonesa ha detenido hoy a Katsuya Takahashi, el último fugitivo de la secta Verdad Suprema que participó en 1995 en el atentado con gas sarín en el metro de la capital, informó la televisión pública NHK.

La policía, que en la última semana había estrechado el cerco sobre Takahashi, de 54 años, lo capturó esta mañana en una cafetería del distrito de Ota (sur de la capital).

Takahashi, que se encontraba solo en el momento de su captura, fue identificado por un empleado de la cafetería como el supuesto último fugitivo que participó en el lanzamiento de gas sarín en varios vagones del metro de Tokio que costó la vida a 13 personas e intoxicó a más de 6.000.