El Festival de Cine Human Rights Watch de Nueva York arrancó hoy con 16 cintas de 12 países, entre las que se encuentran el documental mexicano "Reportero" y la película independiente española "El color del océano".

La vigésimo tercera edición del festival gira este año en torno a ejes temáticos como la salud, el desarrollo y el medioambiente, los derechos de inmigrantes gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, el periodismo en conflictos, o los derechos de la mujer.

"Lo realmente inspirador del programa de este año es ver tantas películas que reflejan el gran impacto que tienen los individuos en los asuntos relacionados con los derechos humanos", afirmó el director del certamen, John Biaggi.

Para el máximo responsable del festival, que se clausurará el 28 de junio, las películas de este año vuelven a poner un año más en evidencia que los individuos comprometidos pueden generan cambios "positivos y duraderos".

"Reportero", del cineasta mexicano Bernardo Ruiz, relata la historia de la revista mexicana Zeta y de sus periodistas asesinados por sus trabajos de investigación sobre el drama del narcotráfico en ese país.

"Como cineasta, el trabajo que más me interesa es el del compromiso social", dijo recientemente a Efe el director, quien busca llevar al público "una historia más profunda, un diálogo más elevado sobre esos personajes valientes y comprometidos".

La española "El color del océano" cuenta la historia de dos refugiados africanos recién llegados en patera a una playa de Canarias cuyos caminos se cruzan con el de una turista europea y un agente de policía que intenta expulsarlos del país.

"Durante más de dos décadas este festival se ha convertido en un foro donde la comunidad creativa puede compartir historias que son testigos de la condición humana", indicó, por su parte, la directora ejecutiva de la Film Society del Lincoln Center, Rose Kuo.