Las autoridades de Alemania entregaron a Perú una momia prehispánica de 600 años de antigüedad que fue sustraída de éste país en 1986, informó hoy la Cancillería peruana.

La momia, que proviene de los alrededores del nevado Alpamayo, en la norteña Cordillera Blanca, fue devuelta durante la visita de Estado que hizo esta semana a Alemania el presidente peruano, Ollanta Humala, quien la transportó en su viaje de retorno, en el avión presidencial.

Según un comunicado oficial, el cuerpo momificado fue entregado, en una fecha no especificada, a una revista de la ciudad de Múnich, donde expertos del Museo Etnológico determinaron que se trataba de una momia de origen peruano.

"El Gobierno del Perú desea dejar constancia del alto grado de colaboración demostrado por las autoridades alemanas, que han hecho posible el retorno al Perú de este bien perteneciente a su Patrimonio Cultural", destacó el comunicado.