El vicepresidente paraguayo, Federico Franco, denunció hoy que Argentina y Brasil no permiten la liberación total del servicio de internet que recibe Paraguay, debido a los altos costos establecidos para el acceso al mismo.

El segundo del Ejecutivo realizó ese reclamo durante la apertura de la cumbre de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) SummIT 2012, que se celebra en un hotel de la capital paraguaya.

"Voy a hacer un reclamo con mucho respeto pero con la firmeza y la caballerosidad que implica ser local, Paraguay es un país mediterráneo pero nuestros vecinos, en particular los grandes vecinos, no nos permiten liberalizar por completo el internet", aseveró Franco en declaraciones reproducidas por la agencia Publica IP Paraguay.

El vicepresidente comentó que Brasil y Argentina no conceden a Paraguay un precio razonable, puesto que el costo de la banda ancha sigue siendo casi imposible porque un 80 por ciento del costo de los servicios interpone o significa la conexión que viene a través del sistema de fibra óptica.

Opinó que por esa razón es lógico que este país no tenga la posibilidad de acceder a las fibras ópticas que permitan utilizar un sistema de comunicación mucho más rápido, efectivo, ágil y barato.

Mencionó, además, que conversará con el presidente de su país, Fernando Lugo, para que en próximos encuentros internacionales puedan negociar el acceso completo a internet a través de la conexión de fibras ópticas.

"Vamos a hacer los reclamos en organismos internacionales de esta suerte de amputación cibernética y este incremento de la brecha digital a la que nos imponen nuestros países vecinos, no es la instancia pero es mi posición personal", insistió Franco.

Paraguay, Haití y Nicaragua ocupan posiciones muy bajas dentro del ranking global, con menos de una o dos líneas de banda ancha por cada 100 habitantes, según un reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgado el 1 de junio pasado en Washington.