La procuraduría general de Colorado está estudiando una matrícula con descuento para inmigrantes en situación irregular que busca aplicar la Universidad Estatal Metropolitana en Denver.

El procurador general republicano John Suthers dijo el miércoles que muchos establecimientos estatales de enseñanza superior están interesados en dilucidar las cuestiones legales que implica. Agregó que no puede decir quién solicitó la revisión.

La decisión de la Universidad la semana pasada provocó indignación entre legisladores republicanos que este año rechazaron un proyecto que quería hacer más accesible la educación para los inmigrantes en situación ilegal.

Se cree que la política del establecimiento entrará en vigencia en el otoño. Las autoridades calculan que hasta 300 estudiantes podrían beneficiarse con la tarifa reducida, que sería de unos 3.578 dólares por semestre. Es aproximadamente la mitad de lo que se cobra a los no residentes.