El Museo de Arte Moderno (MoMA) inauguró hoy en Nueva York la exhibición "Nuevo para la colección de grabados: de Matisse a Bourgeois", que reúne más de ochenta impresiones firmadas por artistas como Pablo Picasso, Charles White, Jasper Johns o James Ensor.

Esta muestra se compone de más de ochenta grabados adquiridos durante los dos últimos años, para poner de manifiesto "cómo una colección de arte es una labor en constante evolución", según informó el MoMA en un comunicado.

La exhibición está compuesta por obras realizadas desde 1888 hasta 2011, y una de sus piezas estrella es "Mujer llorando", del español Picasso (1881-1973), quien la realizó en 1937 y que fue adquirida por el museo el año pasado.

También destacan una serie de grabados de Henri Matisse (1869-1954), realizados por el francés entre 1914 y 1915, como "Emma con un cuello largo I", o "Los pecados capitales", un singular grabado coloreado a mano por el belga Ensor (1860-1949).

En la exposición también figura un linóleo de 1958, obra de White (1918-1979), titulado "Sólido como una roca (mi Dios es una roca)" y que se complementa con una litografía del autor donada al museo hace cuarenta años, la cual ayuda a entender el gran impacto que este muralista afroamericano de Chicago (EEUU) ejerció sobre toda una generación de jóvenes artistas.

Otra de las obras más sobresalientes es la serigrafía de 1973 "Banderas I", firmada por Johns (1930), y en la que éste recrea dos de sus icónicas banderas estadounidenses en posición vertical, así como el aguafuerte de la francesa Louise Bourgeois (1911-2010) "?¡Te veo!!".

La colección de grabados del MoMA, que ahora consta de 50.000 ejemplares y que se está actualizando continuamente, se inició desde la misma fundación del museo, en 1929, con un grupo de piezas adscritas al expresionismo alemán.