Un hombre armado que asaltó una comisaría de Estambul y fue herido en el tiroteo ha muerto hoy en un hospital de la ciudad, informaron los medios turcos.

El ataque tuvo lugar sobre las 20.00 GMT del martes, cuando dos personas se acercaron a la comisaría de Istinye, en el distrito de Sariyer, una zona residencial y rica en el norte de Estambul, y empezaron a disparar con un arma automática, tras lanzar una granada de mano al jardín del recinto.

El ataque no produjo heridos entre los policías, que respondieron a los disparos e hirieron gravemente a uno de los dos asaltantes, informaron hoy los medios turcos.

El otro asaltante, que parecía asumir las tareas de vigilancia durante la acción, pudo escapar y es buscado por la Policía.

El atacante herido murió horas más tarde en el hospital donde era intervenido quirúrgicamente.

El director general de Seguridad de Estambul, Hüseyin Çapkin, explicó que los asaltantes lanzaron además un paquete bomba al jardín de la comisaría, que luego fue detonado de forma controlada por los artificieros.

Nada ha trascendido sobre los posibles motivos del asalto, aunque Çapkin confirmó que se trataba de la misma comisaría en la que fue detenido y torturado en 2008 un joven activista de derechos humanos, Engin Çeber, que poco más tarde murió en la cárcel.

"Pero no puedo decir nada aún; estamos investigando el ataque e intentando determinar el tipo de bomba utilizado", dijo Çapkin.