Al menos treinta supuestos terroristas de Al Qaeda murieron hoy en dos ataques aéreos contra sus refugios en la provincia de Shabua, a 570 kilómetros al sureste de Saná, informó el Ministerio de Defensa en su página web.

El jefe de la policía de Shabua, Ahmed el Maqdishi, a quien cita el Ministerio, precisó que una de las ofensivas fue lanzada contra un edificio que acogía a un gran número de militantes de Al Qaeda.

El otro bombardeo tuvo como objetivo un puesto de control en un cruce de caminos en las afueras de la ciudad de Azan, en el que se encontraban varios presuntos terroristas.

Además, un número indeterminado de miembros de Al Qaeda resultaron heridos durante las operaciones, añadió El Maqdishi, que no especificó si los aviones que realizaron los ataques eran yemeníes o estadounidenses, y si eran "drones", aparatos no tripulados.

El Maqdishi no descartó la posibilidad de que las víctimas en las filas terroristas fueran combatientes que huyeron ayer de las ciudades de Zinyibar y Yaar, de la vecina provincia de Abian y cuyo control recuperó ayer el ejército yemení en el marco de la amplia ofensiva que desarrolla desde el 12 de mayo.

En el último año, el grupo terrorista ha aumentado su actividad en el Yemen al amparo de la situación de inestabilidad que vive el país desde el estallido en enero de 2011 de las revueltas populares contra el presidente Ali Abdalá Saleh, que en febrero pasado abandonó definitivamente el poder.