La agencia Moody's redujo el miércoles la calificación crediticia del gobierno español, como resultado directo del paquete de rescate bancario designado por líderes europeos el fin de semana.

Moody's disminuyó el grado crediticio de España de A3 a Baa3, en un anuncio realizado a última hora del miércoles. En la escala de Moody's, aún se trata de un grado de inversión, pero está apenas un escalón arriba de una calificación de basura.

La degradación ocurrió después que líderes europeos anunciaron el domingo un préstamo de 100.000 millones de euros (125.640 millones de dólares) a España. El préstamo tiene la intención de ayudar a España a apuntalar su dañado sistema bancario; pero también incrementará la carga de la deuda del gobierno, señaló Moody's. Esa mayor carga de deuda ha empujado los costos de endeudamiento a alturas récord esta semana.

Moody's dijo que colocó a España en revisión para otra posible degradación en los próximos meses.