La agencia Moody's ha hundido la deuda de Chipre aún más en un estatus de bono basura con una reducción de dos escalafones a Ba3 en su nota de deuda soberana ante la creciente posibilidad de que una Grecia abatida por las deudas deje la eurozona.

Moody's indicó en un comunicado el miércoles que ha puesto la calificación crediticia de Chipre bajo revisión para una posible nueva rebaja.

Agregó que es muy probable que una salida griega de la eurozona aumentaría la cantidad de dinero que el gobierno requeriría para apoyar a su sector bancario, el cual tiene un elevado riesgo en Grecia.

La agencia señaló que la reducción de dos escalafones también refleja el hecho de que las finanzas del país perteneciente a la eurozona se encuentran ya bajo presión y que no puede obtener crédito en los mercados internacionales.

El ministro de finanzas de Chipre insinuó el miércoles que el gobierno podría solicitar un rescate financiero de la Unión Europea para ayudar a recapitalizar su banca antes de las elecciones cruciales de este domingo en Grecia.