Los encantos y la belleza de Turquía inspiraron hoy la colección femenina presentada por la marca Agua de Coco, encargada de abrir los desfiles en la tercera jornada de la Semana de la Moda de Sao Paulo.

La propuesta de la modista Liana Thomaz para el próximo verano austral apostó por la magia del país que divide Europa y Asia, en un desfile encabezado por la "top-model" brasileña Fernanda Motta y con la música de fondo de la australiana Amanda Lee Falkenberg.

La ropa deportiva sin grandes escotes, los biquinis coloridos, las blusas y las faldas, fueron realzados con los estampados digitales creados por el fotógrafo Eduardo Rezende que retrataron el paisaje turco.

Los temperos, los mármoles de las mezquitas de Estambul y el cielo de Capadocia, entre otros aspectos de la cultura turca, le dieron vida a las prendas de la colección, en la que destacaron también los bordados y las piezas de lana hechos a mano.

La seda y el lino facilitaron la fluidez geométrica de la propuesta, mientras que los collares, pulseras y pendientes también inspirados en el universo turco adornaron a las modelos.

La tercera jornada se completaba con los desfiles de las marcas Uma Raquel Davidowicz, Adriana Degreas y Forum, que en esta edición retornó a la principal vitrina de la moda brasileña.

La Semana de la Moda de Sao Paulo, que tiene esta vez como lema "La gente transforma - Historias que cuentan", cuenta con una programación alterna, que incluye ruedas de negocios entre empresarios del sector textil, conferencias de especialistas, lanzamiento de publicaciones de moda y exposiciones artísticas.

La también llamada Sao Paulo Fashion Week (SPFW) se extenderá hasta el próximo sábado en la Bienal de Ibirapuera, el espacio cultural proyectado por el centenario arquitecto Oscar Niemeyer que se ha convertido también en el epicentro de la moda brasileña.