La chilena Michelle Bachelet, directora ejecutiva de ONU Mujeres, pedirá a los líderes mundiales en la cumbre de Río+20 que aceleren sus compromisos con la igualdad de género para hacer del desarrollo sostenible una realidad.

"Queremos lograr que los países se comprometan a seguir apostando fuertemente por las mujeres, porque la mujer es una pieza clave para el desarrollo sostenible", dijo Bachelet en una entrevista con Efe antes de partir hoy en una gira por Ecuador y Brasil.

La exmandataria latinoamericana llevará un mensaje claro en defensa de la igualdad de género y la capacitación de las mujeres ante los líderes que del 20 al 22 de junio se darán cita en Río de Janeiro en la llamada Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20).

"Río+20 es una gran oportunidad para seguir empujando y hacer un llamamiento a acelerar los compromisos en todas las aéreas, pero sobre todo para que los Gobiernos se comprometan a financiar las políticas que aprueban", añadió Bachelet.

La expresidenta chilena quiere que en el documento que salga de la cumbre quede plasmado que es necesario mejorare la vida de las mujeres en el plano social y económico, para que así éstas puedan ser partícipes de los cambios que necesita el planeta.

"Si logramos avanzar más rápidamente en cuestiones de la igualdad de género, vamos a avanzar más rápidamente en el desarrollo sostenible", subrayó la directora de ONU Mujeres, que explicó que "en muchos países hay leyes estupendas que no se ponen en marcha por la falta de capacidad humana o de recursos financieros".

"¿Cómo es posible imaginar el desarrollo sostenible sin el potencial de la mujer, que no se ha utilizado ni apoyado de manera eficiente hasta ahora?", se preguntó en una conversación con Efe.

Esa realidad es algo que recordará a los asistentes de la cumbre de Río para que, "pese a la crisis y la dificultades económicas" que atraviesan en estos momentos numerosos países, los Gobiernos se comprometan a impulsar proyectos de igualdad de género.

"Tenemos que convocar a todos los sectores a acelerar el proceso de capacitación de la mujer", subrayó, al tiempo que reconoció que "es evidente que cuando hay una situación económica y financiera compleja, la posibilidad de comprometer fondos va a estar limitada, pero la crisis no va a durar para siempre".

"Lo importante es que se sigan comprometiendo para que todos los habitantes del mundo puedan desarrollarse de una manera más digna y decente", indicó Bachelet, quien lamentó que por el momento, y pese a los "numerosos avances" de las últimas dos décadas, todavía "no se saque partido a todo lo que puede aportar la mujer".

La directora de ONU Mujeres quiere que se involucre a la mujer en asuntos tan vitales para el desarrollo sostenible como el uso de energías renovables o nuevas técnicas de pesca y recolección, porque "primero de todo se facilitaría su vida, y después tendrían un impacto muy favorable sobre el planeta con ese tipo de decisiones".

"Es importante que avancemos hombres y mujeres de la misma manera si queremos afrontar los grandes desafíos que el planeta tiene por delante", insistió Bachelet.

Sobre recomendaciones concretas para América Latina, la exmandataria señaló que la región necesita "las mismas recomendaciones" que el resto del mundo: "se necesitan más mujeres en los lugares donde se toman las decisiones, ya sea a nivel local, nacional o económico".

Sí reconoció que América Latina debe trabajar todavía más para acabar con la pobreza, ya que ésta tiene "cara de mujer y de niño" en el continente.

Aseguró que en Río pedirá a los mandatarios de la región que acaben con "las diferencias de salario, y los empleos menos calificados y más precarios" a las que se ven abocadas las mujeres latinoamericanas.

"Si trabajamos para que en América Latina la mujer deje de ser víctima de la violencia, tenga acceso a la salud o la educación, y pueda usar la energía renovable, las mujeres van a vivir mejor y van a contribuir mejor al desarrollo de sus países", explicó.

Durante la cumbre de Río+20, Bachelet ha previsto celebrar un encuentro con las jefas de Estado y de Gobierno participantes para lanzar "una llamada de acción" que impulse el papel de la mujer en todos los ámbitos.

En esa reunión también se celebrará un foro de mujeres líderes sobre "El futuro que quieren las mujeres: Igualdad de género, empoderamiento de las mujeres y desarrollo sostenible".