La inflación interanual española cayó dos décimas en mayo, hasta situarse en el 1,9 %, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso del índice de inflación anual es consecuencia, principalmente, de la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes, y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, añadió el INE.

Con esta bajada, la inflación interanual retoma la tendencia a la baja mantenida durante seis meses y que se interrumpió en abril, cuando subió dos décimas y se situó en el 2,1 %.

Por otra parte, el Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó en mayo una décima con respecto al mes anterior, en tasa mensual, especialmente por la caída del 1,4 % que tuvieron los precios del transporte ante el descenso de los carburantes y lubricantes.

También se conoció hoy el indicador adelantado del IPC armonizado (IPCA) -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro-, según el cual, la inflación interanual cayó una décima en mayo con respecto a abril, hasta el 1,9 %.