La española Telefónica, que libra una dura competencia con el gigante mexicano América Móvil en Latinoamérica, venderá entre el 23 y 25 % de sus activos no estratégicos en algunos países de América Latina, con excepción de México, dijo a Efe una fuente de la compañía.

Esta medida es parte de una estrategia de la compañía española "para desprenderse de algunos de sus activos no estratégicos, una operación nada nueva y que se hace en cualquier sitio", explicó el presidente de Telefónica Movistar, Juan Abellán.

Recordó que la compañía anunció el pasado domingo la venta del 4,56 % de su participación en China Unicom, que le representará unos 1.128 millones de euros (1.416 millones de dólares).

Además, contempla la venta de otros activos no estratégicos en Alemania y en varios países latinoamericanos.

El ejecutivo aclaró que "por ahora México no está considerado en esas salidas de bolsa previstas en países de América Latina", donde se venderá una participación no mayor al 23 o 25 %, pero Telefónica "siempre mantendrá el control".

Abellán fue entrevistado tras la firma de una alianza entre la española Telefónica y la mexicana Iusacell para beneficiar a unos 27 millones de usuarios y acabar con las prácticas monopólicas en el país.

Las condiciones actuales del mercado obligan a las empresas a modificar sus planes de negocios pues de otra forma "no sobreviven", dijo.

Destacó que la difícil situación económica que atraviesa Europa, principalmente España, no afecta las operaciones de Telefónica en el exterior, particularmente en América Latina, y aseguró que la empresa seguirá con sus proyecciones de crecimiento e inversión.

En su opinión, las crisis "son siempre cíclicas" y avaló la política emprendida por el Gobierno español, así como el apoyo de la Unión Europea, para que el país "vuelva a repuntar otra vez (...) y salir adelante".

Por otra parte, Abellán comentó que las telefónicas comienzan a hacer nuevos planes de negocio, sobre todo en Europa, donde hay "un mercado más maduro y una penetración increíble", en reacción a la operación de la mexicana América Móvil para ampliar su participación en la holandesa KPN.

Finalmente, adelantó que Telefónica cuenta con nuevos proyectos para fortalecer su presencia en México, lo que también significa "apostar a un país sólido y fuerte", a pesar de la ola de violencia provocada por los cárteles de las drogas.