El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha sufrido una baja de popularidad en casa debido a la lenta marcha de la economía, y ahora su aprobación también ha caído "significativamente" entre la comunidad internacional desde que asumió el poder en 2009, según una encuesta global divulgada hoy.

La encuesta, realizada por el Proyecto de Actitudes Globales del Centro de Investigación Pew, señaló que la aprobación de la política exterior de Obama ha bajado 15 puntos porcentuales en Europa, 19 puntos en Oriente Medio, 18 en Rusia y 30 en China.

En lo personal, la popularidad de Obama cayó 24 puntos en China, 13 en México, 9 en Oriente Medio, 6 en Europa y un punto en Rusia.

El sondeo, realizado entre el 17 de marzo y el 20 de abril pasados y disponible en la página web "www.pewglobal.org", indicó que existe una oposición "considerable" a uno de los elementos principales de la política antiterrorista de Obama: los ataques desde aviones no tripulados.

En la mayoría de los países, más de la mitad de los sondeados desaprueba esos ataques contra líderes y grupos extremistas en países como Pakistán, Yemen y Somalia. Dentro de EE.UU., sin embargo, el 62 % de los estadounidenses aprueba esa campaña militar.

Pese al desencanto con las políticas de Obama, éste aún cuenta con un apoyo "considerable" para su reelección en los comicios de noviembre próximo, especialmente en Europa, aunque menos en Oriente Medio.

En general, los europeos y japoneses siguen expresando confianza en Obama, aunque menos que en 2009, mientras que la opinión pública en los países musulmanes permanece "ampliamente crítica" con el mandatario estadounidense, según el sondeo, desglosado en 114 páginas.

La mayoría de las naciones europeas sigue dando una calificación positiva a EE.UU., así como en Japón y Brasil. En España, por ejemplo, el 58 % de los sondeados tiene una opinión favorable hacia EE.UU., en comparación con el 32 % que opina lo contrario.

En México, por otra parte, la confianza en Obama bajó del 55 % en 2009 al 42 % este año, mientras que las opiniones favorables hacia EE.UU. también descendieron del 69 % al 56 % en ese mismo período, agregó.

La encuesta destacó que la "era Obama" ha coincidido con grandes cambios en las percepciones internacionales del "poderío" estadounidense, en particular su influencia económica.

La crisis financiera global y el constante ascenso de China, dijo Pew, han hecho que muchos países declaren al país asiático "como el líder económico mundial", y esa tendencia es especialmente fuerte entre algunos de los aliados de EE.UU. en Europa.

En 2008, una media del 45 % nombró a EE.UU. como el líder económico mundial, y sólo el 22 % dijo lo mismo de China. Ahora, sólo el 36 % mantiene esa opinión de EE.UU., mientras que el 42 % cree que China ahora se coloca al frente.

Así, el 62 % de los alemanes, el 58 % de los británicos y el 57 % de los franceses y españoles nombraron a China como el "líder económico mundial" en este sondeo.

La encuesta fue realizada entre más de 26.000 personas en 21 países, y el margen de error varía según el país.