El venezolano Alí Rodríguez asumió hoy el despacho de la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito, tras recibir el cargo el pasado lunes en una ceremonia efectuada en Bogotá.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, dio la bienvenida a Rodríguez en una reunión privada que ambos mantuvieron esta tarde en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En esa cita, Patiño manifestó su apoyo a Rodríguez en su misión de fortalecer al grupo regional y destacó la trayectoria del venezolano, que también ha presidido la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y el Ministerio de Energía de su país.

De su lado, Rodríguez remarcó que su gestión se encaminará a fortalecer la integración suramericana y construir una Patria Grande, como lo soñara en su tiempo el Libertador Simón Bolívar, según informó en un comunicado la Cancillería ecuatoriana.

La Secretaría General de la Unasur tiene su sede permanente en Quito, pero actualmente se encuentra en un edificio cedido por el Gobierno ecuatoriano en el centro comercial de la ciudad, mientras se construye el complejo que albergará al organismo en la ciudadela Mitad del Mundo, cerca de la capital.

El pasado lunes, Rodríguez recibió en Bogotá la Secretaría General de la Unasur de manos de la colombiana María Emma Mejía, que ocupó ese cargo en el último año.

En marzo de 2011, en una reunión del Consejo de cancilleres de Suramérica, se decidió entregar la Secretaría General del grupo regional de forma rotativa a Mejía y Rodríguez, para que cada uno ejerza el cargo por un año.

La Unasur, integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, fue creada en mayo de 2008, pero cuenta con existencia jurídica desde marzo de 2011.