El Programa Mundial de Alimentos (PMA) renovó hoy su compromiso de apoyar a Haití en la búsqueda de una solución duradera en la lucha contra el hambre y la malnutrición, según declaraciones de la directora ejecutiva del organismo, Ertharin Cousin.

Al concluir el primero de su viaje de tres días al país, Cousin anunció en rueda de prensa el lanzamiento de dos nuevos programas del PMA en Haití, para aumentar el número de alumnos que se benefician de comida en las escuelas y para erradicar la malnutrición que afecta a las personas más vulnerables.

"El primer ministro (haitiano Laurent Lamothe) está de acuerdo en lanzar dos nuevos programas con el PMA", declaró la funcionaria.

Durante su visita, Cousin se entrevistó con el presidente haitiano, Michel Martelly, y el jefe de gobierno Lamothe, con quienes convino trabajar para desarrollar programas duraderos, indicó.

Por otra parte, en un encuentro con la esposa del presidente, Sophia Martelly, la directora ejecutiva felicitó el trabajo y la visión del programa nacional "Aba Grangou" (Abajo el hambre), establecido para luchar contra el hambre y la desnutrición.

También, Cousin dijo que tuvo la oportunidad de reunirse "con los niños que reciben una comida caliente en la escuela cada día", incluida la leche que el PMA compra en una industria láctea local.

"Al trabajar con la comunidad local, actuamos como un catalizador para ofrecer salidas a los pequeños agricultores de Haití, garantizando al mismo tiempo a los niños desamparados una educación y comida nutritiva", sostuvo.

La directora ejecutiva de PMA aprovechó su visita para hacer "un llamamiento a los amigos de Haití en el mundo con el fin de seguir apoyando los esfuerzos del Gobierno y del organismo para proporcionar soluciones duraderas en la lucha contra el hambre y la desnutrición".

El PMA se encuentra en un punto crítico de financiación, dijo Cousin, al revelar que el organismo requiere de 54,6 millones de dólares para mantener sus programas hasta el final de 2012.

El más reciente estudio nacional sobre el tema reveló que un 38 % de la población sufre de inseguridad alimentaria, lo que equivale a 3,8 millones de habitantes.

La desnutrición crónica afecta un 23 % de los niños haitianos de entre los 6 a los 59 meses y un 4 % de los niños sufren de desnutrición aguda, en particular en las regiones rurales y remotas del país.