El Palmeiras intentará retener al chileno Jorge Valdivia, quien se ha replanteado su permanencia en Brasil tras un atraco sufrido la semana pasada, pero no descarta la posibilidad de negociar su ficha, dijeron hoy fuentes del club.

"No existen propuestas (por el jugador), pero estamos tratando de ayudarle a recuperarse y a revertir su cuadro emocional", declaró el director de fútbol del Palmeiras, César Sampaio.

Según fuentes del club citadas por diversos medios locales, en caso de que Valdivia insista en dejar el fútbol brasileño, su ficha no sería negociada por menos de siete millones de dólares, que fue lo que el Palmeiras pagó por sus servicios en 2010.

"Si Valdivia insiste en marcharse, la situación será estudiada por los departamentos jurídico y financiero del club", dijo Sampaio, quien consideró casi imposible un acuerdo que le permita al chileno abandonar Brasil sin una compensación económica para el Palmeiras.

El pasado jueves, Valdivia y su esposa fueron víctimas de un "secuestro relámpago" en Sao Paulo.

La pareja fue abordada en su automóvil por un hombre armado, retenida durante unas dos horas y obligada a retirar dinero de los cajeros electrónicos de varios bancos e incluso a hacer algunas compras en comercios.

Tras ese incidente, ambos viajaron hacia Santiago de Chile el pasado viernes y la esposa del jugador, Daniela Aránguiz, declaró que ya no se siente segura en Brasil y que no planea regresar.

Valdivia admitió que la decisión de su esposa le genera una situación "difícil" en el aspecto familiar y que se plantearía la posibilidad de abandonar la disciplina del Palmeiras.

El jugador regresó a Brasil el pasado lunes, no ha hecho ninguna declaración pública desde entonces y, según la prensa local, baraja pedir la rescisión de su contrato.