El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy el desembolso de 1.400 millones de euros (unos 1.700 millones de dólares) a Irlanda, como parte del sexto tramo del acuerdo de rescate suscrito en 2010 y con tres años de duración.

Hasta ahora, el FMI ha entregado 18.200 millones de euros ( unos 22.000 millones de dólares) de los 23.500 millones (29.000 millones de dólares) acordados.

La aplicación de las políticas de reforma en Irlanda "han continuado firmes" y el control del programa sigue en marcha pese a los "considerables desafíos que encara el país", indicó el FMI en una nota de prensa.

El subdirector gerente del FMI, David Lipton, destacó que "una vez más Irlanda ha cumplido todos los objetivos del programa" y alabó las medidas de consolidación fiscal puestas en práctica por el Gobierno.

El organismo internacional pronostica un crecimiento de 0,5 % del producto interior bruto de Irlanda para 2012, ligeramente por debajo del 0,7 % de 2011.

Esta desaceleración es consecuencia de la ralentización de los socios comerciales de Irlanda y el freno a la recuperación económica a través de las exportaciones, indicó el FMI.

"El presupuesto se mantuvo en línea durante los primeros cinco meses del año para alcanzar el objetivo de déficit anual del 8,6 %", agregó Lipton.

No obstante, el fondo subrayó la importancia de afianzar las medidas para impulsar el crecimiento, crear empleo y estabilizar el sistema financiero, que son los principales retos de Irlanda.

La aportación del FMI forma parte del paquete de rescate financiero internacional de 85.000 millones de euros (unos 106.000 millones de dólares), en el que también participan el Mecanismo Europeo de Estabilidad y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.