El tribunal militar de la capital condenó al ex presidente tunecino Zín El Abidín Ben Ali, a 20 años de prisión por "incitación al desorden, muertes y pillajes en territorio nacional", según difundió la agencia de prensa TAP.

Juzgado en "estado de fuga", ya que huyó el 14 de enero del año pasado, el ex presidente tunecino resultó implicado en el caso de la muerte de 4 jóvenes que murieron por disparos de bala cuando intentaron detener a un sobrino suyo, Kais Ben Alí en la madrugada de entre los días 15 y 16 de enero del 2011.

Quince miembros de las fuerzas de seguridad, algunos también en estado de fuga, han sido condenados a penas de entre 5 y 10 años de prisión por el mismo tribunal.

Las familias de las jóvenes víctimas serán indemnizadas con cantidades que oscilan entre 75.000 y 100.000 euros.

Ben Ali acumula un total de 66 años de prisión por otras causas como tráfico de droga, desviación de fondos públicos y abuso de bienes públicos.

Sobre el ex presidente y su mujer, Leyla Trabelsi pesa una orden de detención internacional emitida desde su fuga a Arabia Saudi, aunque este país no lo quiere entregar.