Un balón de basquetbol que fue arrastrado por la corriente generada por el tsunami del año pasado regresó a los estudiantes de una escuela de educación media en Japón.

Un estudiante encontró el balón en marzo en una playa cerca de Craig, Alaska.

El balón tenía impresas las palabras "Kesen chu", abreviatura de Kesennuma Chugakko o Escuela Media de Kesennuma, en Rikuzentakata.

Estudiantes en Alaska enviaron de regreso el balón con palabras de aliento para los estudiantes japoneses, la mitad de los cuales continúan en albergues temporales.

Estudiantes y funcionarios escolares en Japón abrieron la caja de cartón que contenía la pelota e inmediatamente comenzaron a jugar; calificaron el regreso del balón de basquetbol como un milagro y dijeron que les traía recuerdos.

Un balón de fútbol, uno de voleibol y una boya encontrados en Alaska también serán devueltos esta semana a sus propietarios en Japón por el servicio de mensajería FedEx.