Estados Unidos sostiene el miércoles conversaciones de alto nivel destinadas a impulsar sus relaciones con la India, un importante aliado para los intereses estadounidenses en Asia. Pero mientras que un obstáculo ha sido allanado para estrechar las relaciones hay otros que siguen interponiéndose.

La amenaza de sanciones estadounidenses contra la India por sus importaciones de petróleo iraní se suspendió dos días antes de que la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton se reúna con el ministro de Relaciones Exteriores indio S.M. Krishna para un diálogo estratégico anual en Washington.

En vísperas del encuentro, Clinton dijo que los lazos eran más estrechos que nunca.

Las dos democracias comparten preocupaciones estratégicas acerca del ascenso de China. Estados Unidos también ve a India como un socio importante para el desarrollo de Afganistán.

Pero todavía se mantienen algunas diferencias. A pesar del rápido crecimiento en el comercio, las barreras a la inversión en India aún frustran a las compañías estadounidenses.