La Fiscalía General colombiana investiga la veracidad de versiones de desmovilizados del paramilitarismo que señalan la existencia de fosas comunes en zonas del noroeste del país.

Equipos del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía viajaron a fines de mayo con tres desmovilizados para que indicaran los sitios donde habían afirmado que existían 180 fosas comunes en zonas rurales de Unguía, en el departamento de Chocó, y en la región de Necoclí, en el departamento de Antioquia, ambos en el noroeste colombiano.

La comisión retornó a las zonas el 9 de junio y allí permanece, pero hasta ahora de 60 excavaciones hechas en los sitios señalados por los desmovilizados no se ha encontrado un solo cuerpo, indicó el miércoles un funcionario de la Fiscalía que pidió no ser identificado por política de la institución.

Los tres paramilitares desmovilizados que mencionaron esas fosas comunes son Freddy Rendón Herrera, alias "El Alemán", un reconocido comandante de esas bandas; así como Carlos García, alias "Fuete", y William Soto, alias "Soto", quienes se trasladaron a la zona desde la cárcel de máxima Seguridad de Itagüí, en Antioquia, dijo la Fiscalía en un comunicado divulgado el martes por la noche.

Según las versiones de los tres desmovilizados, en las fosas estarían los cadáveres de grupos paramilitares rivales que habrían sido asesinados a manos de esas propias bandas entre 1995 y 1997.