Argentina presentó hoy una protesta ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra la decisión de España de prohibir el uso de biodiesel que no se ha producido dentro de la Unión Europea (UE), informó la Cancillería argentina.

La protesta fue presentada ante el Comité de Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC, y Argentina agregó que evalúa la posibilidad de llevar este tema al Órgano de Solución de Diferencias de la organización mundial.

El ministerio de Exteriores argentino consideró en un comunicado que la medida adoptada por España en abril tiene un "neto carácter proteccionista".

Según el Gobierno de Cristina Fernández, la prohibición de utilizar biodiesel que no sea producido en la UE "tiene por objetivo desplazar a Argentina y a otros proveedores del mercado de biodiesel español y es violatoria de la normativa de la OMC".

Para las autoridades argentinas, la decisión española "se suma a una profusión de obstáculos técnicos que la UE ha venido aplicando para limitar el ingreso a su mercado de productos de países en desarrollo".

La Cancillería añade que Argentina y otros países en desarrollo, entre los que cita a la India, China, Cuba, Uruguay, Sudáfrica, Filipinas y Tailandia, han presentado reclamaciones contra la UE ante el Comité de Obstáculos Técnicos al Comercio.

"Argentina reclama a la UE que respete las normas de la OMC y reitera su llamado para que los miembros de mayor peso económico relativo eviten la imposición de medidas y prácticas que perjudican los intereses comerciales de los países en desarrollo", señala el comunicado.

España decidió el pasado 21 de abril restringir las importaciones del biodiesel argentino como respuesta a la decisión del Gobierno de Cristina Fernández de expropiar el 51 por ciento de las acciones de la petrolera argentina YPF al grupo español Repsol.