Verizon Wireless, una de las más grandes empresas de telefonía móvil en Estados Unidos, se está deshaciendo prácticamente todos sus planes telefónicos a favor de esquemas de precios que alienten a los consumidores a conectar sus aparatos que no son teléfonos, como tablets y computadoras portátiles, a la red de Verizon.

Los nuevos planes estarán disponibles a partir del 28 de junio y reflejan el deseo de Verizon de mantener su crecimiento ahora que prácticamente todos los estadounidenses ya tienen un teléfono móvil. Los planes permiten a las familias y otros suscriptores compartir una cuota de transmisión de datos hasta en 10 aparatos.

Esta es la mayor reforma en los precios de la telefonía móvil en años y probablemente será imitada por otros operadores. AT&T Inc. ya ha dicho que sopesa la introducción de planes de datos compartidos próximamente.

El cambio en la industria era inevitable. En el primer trimestre de este año, las compañías telefónicas reportaron por primera vez una caída en el número de teléfonos con planes basados en contratos, que es el esquema más rentable. Para mantener el crecimiento de sus ingresos, los operadores telefónicos buscan incrementar la transmisión de datos, lo cual significa tener aparatos que requieran más la transmisión de datos conectados a sus redes.

Los nuevos planes de "Comparte Todo", de Verizon, anunciados el martes, incluyen llamadas telefónicas ilimitadas al igual que mensajes de texto, y arrancarán con cuotas de 90 dólares al mes por un teléfono inteligente y 1 gigabyte de capacidad de transmisión de datos. De usarse sólo con un teléfono de uso múltiple, los precios de los planes "Comparte Todo" son más bajos que los actuales planes con llamadas y mensajes de texto ilimitados, pero más elevados que los planes con llamadas y mensajes limitados.

Desde la perspectiva del operador, ofrecer acceso ilimitado es un uso eficiente de su red porque una llamada o mensaje de texto requieren muy poca capacidad del ancho de banda. La transmisión de datos, en cambio, consume muchos más recursos de la red.

Los ahorros serán para los usuarios que agreguen más aparatos, como tablets, a sus planes. En tales casos, el nuevo sistema de precios será más accesibles en comparación con planes de datos por separado para cada aparato.