Con la elección del socialdemócrata Torsten Albig como nuevo primer ministro de Schleswig Holstein, el SPD, los verdes y la minoría danesa de la formación SSW confirmaron hoy su coalición de gobierno en el más septentrional de los estados federados germanos.

Los tres partidos suceden en el poder a la derrocada coalición de cristianodemócratas (CDU) y liberales (FDP), similar a la del gobierno federal de Angela Merkel, tras las elecciones legislativas del pasado 6 de mayo.

Albig, de 49 años, obtuvo el respaldo de 37 de los 69 diputados del parlamento regional de Kiel, a orillas del Báltico, los 35 que suman Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), verdes y SSW, así como el voto de al menos dos representantes de Los Piratas.

Con el acuerdo alcanzado por las tres formaciones, la minoría danesa del SSW se suma por primera vez en la historia a un gobierno regional en el estado federado de Schleswig Holstein.

La elección de Albig como primer ministro del estado germano que limita con Dinamarca supone el retorno al poder en esa región del SPD después de siete años en la oposición.