El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela mantiene un "sesgo político" a favor de la candidatura de Hugo Chávez, aunque es "impecable" en su acción para garantizar la limpieza del sufragio, dijo hoy Vicente Díaz, uno de los rectores del organismo.

"En el terreno del reconocimiento y la expresión de la voluntad popular ha habido una actuación impecable, por eso, yo llamo a votar con confianza; el voto va a ser respetado y el 7 de octubre se va a elegir a quien el pueblo venezolano decida", manifestó el único de los cinco rectores del CNE identificado con la oposición a Chávez.

Díaz reveló que al recibir ayer a Chávez en el CNE, junto a los otros rectores, para que inscribiera formalmente su candidatura, le advirtió de la ilegalidad de las cadenas de emisoras de radio y televisión para asuntos electorales.

Pero "el llamado a poner un coto a esto es la autoridad electoral, el árbitro, el Consejo Nacional Electoral al que yo pertenezco, y eso no ha sido posible hasta ahora", remarcó Díaz a la emisora caraqueña Unión Radio.

"EL CNE debe imponer su autoridad desde siempre, al inicio de la campaña. No es posible, por ejemplo, que el arranque de este proceso haya sido con el desequilibrio que vimos nosotros en estos dos actos de campaña", añadió.

Explicó que mientras al candidato único de la oposición, Henrique Capriles, se le negó el domingo que desplegara una bandera en el edificio del CNE, a Chávez se le permitió el lunes usar uno de los balcones del edificio del organismo para saludar a sus seguidores y que estos, además, pudieran concentrarse en dos plazas próximas.

En el CNE "ha habido sesgo político", confirmado también en la decisión de impedir un centro de votación en Miami (EE.UU.), con mayoría de electores antichavistas, entre otras cosas que hacen que "uno de los contendientes vaya en una pista de 100 metros planos y el otro en una maratón con obstáculos y cuesta arriba", sostuvo.

Díaz reiteró que, sin embargo, tal sesgo "no tiene nada que ver con el sistema electoral", convertido en "una plataforma logística operativa y tecnológica" con una serie de elementos "que hacen que se garantice siempre la voluntad del elector".

Todas los rectores del CNE han sido "muy pulcros en este terreno", admitió.

Díaz coincidió con las denuncias que efectuó anoche el candidato opositor sobre el llamado "ventajismo" y "desproporción institucional" a favor de Chávez.

"Si queremos comparar dos procesos de inscripción, veamos el de ayer y veamos el de hoy. Me refiero en términos de lo que fue dentro del CNE. Ahí vemos la realidad del ventajismo, la desproporción que hay desde el punto de vista institucional", dijo Capriles.

"El 7 de octubre el pueblo va a hablar y lo que el pueblo diga es santa palabra y esperamos que las instituciones permitan, y nosotros tenemos que ser garantes de eso, que ese resultado que esté allí sea el que el pueblo haya expresado", declaró Capriles.

Chávez dijo ayer, a su vez, estar "seguro" de que "nunca antes en toda la historia política venezolana" hubo un árbitro electoral "del tamaño, de la transparencia, de la calidad y del compromiso que hoy tiene el poder electoral venezolano".

El próximo 7 de octubre, los venezolanos deberán elegir a su presidente para el período 2013-2019 entre Chávez, de 57 años y en el poder desde 1999, y Capriles, exgobernador y abogado de 39 años.