Iván Nova aseguró que no tuvo su mejor actuación el lunes, sin embargo tuvo un gran desempeño — incluso al bate — al guiar a los Yanquis de Nueva York de regreso al primer lugar de su división.

El abridor dominicano se combinó con cuatro relevistas al permitir solamente cinco hits y los Yanquis blanquearon 3-0 los Bravos de Atlanta para pasar a compartir la punta de la División Este de la Liga Americana por primera vez en siete semanas.

"¿Quién lo habría pensado?", preguntó el manager de los Yanquis, Joe Girardi. "Pienso que este año hay mucha paridad en la Liga Americana y hay muchos buenos equipos que van a derrotarse mutuamente.

"Nuestros jugadores han hecho un buen trabajo al soportar las cosas. Hemos sufrido algunas lesiones claves y hemos logrado resolver la situación un poco. Los jugadores han redoblado esfuerzos y simplemente tenemos que seguir haciéndolo".

Raúl Ibáñez abrió el segundo inning con un cuadrangular y el dominicano Robinson Canó pegó dos hits, entre ellos un sencillo productor de carrera en el primer episodio.

Con el triunfo, los Yanquis mejoraron su foja para empatar en el primer lugar de la división con Tampa Bay. No habían estado en la cima desde el 24 de abril.

Nova (8-2) toleró cinco hits, dio una base por bolas y ponchó a seis en siete entradas para lograr su octava victoria de la temporada y cuarta consecutiva.

"Nuestros abridores han estado realmente bien, y así es como uno logra sumar rachas ganadoras", dijo Girardi.

Los Bravos no lograron colocar a un corredor en tercera base, pero aún así Nova dijo que su control fue inconsistente.

"Hoy no tuve mi mejor actuación, pero hice buenos lanzamientos cuando lo requerí", dijo Nova.

"Mi control sobre la pelota rápida no apareció. En ocasiones quería lanzar por dentro ante los zurdos y dejé la pelota sobre el plato... Cuando uno no cuenta con sus mejores lanzamientos, tiene que luchar".

Nova agregó un hito con un sencillo en el segundo inning al pegar el primer hit de su carrera. Indicó que la pelota de su primer imparable ocupará un lugar de honor al lado de objetos de su primera victoria y su primer ponche logrado.

"Cuando era niño, siempre deseé ser un bateador de Grandes Ligas", dijo Nova, agregando que su toletero favorito era su compatriota Vladimir Guerrero.

Los Yanquis (35-25) han ganado cuatro juegos consecutivos y nueve de sus últimos 11 para colocarse 10 juegos encima del promedio de .500, su mejor nivel en la temporada. Los Bravos, por su parte, han perdido dos juegos seguidos tras hilvanar seis victorias.

Y en Miami, el abridor Josh Beckett empezó lento al enfrentar por primera vez a su ex equipo y lo pagó caro.

Cuatro de los primeros ocho bateadores de los Marlins de Miami anotaron carrera la noche del lunes y eso fue lo único que necesitaron para derrotar 4-1 a Beckett y a los Medias Rojas de Boston.

Desesperados por un cambio, los Marlins de Miami abrieron el lunes su techo retráctil por primera vez en casi dos meses. Atinaron con la decisión, ya que rompieron una racha de seis derrotas. Los Marlins, que habían perdido sus seis juegos previos como locales, tienen foja de 3-2 con el techo abierto en su nuevo estadio.

Josh Johnson superó a su ex compañero de equipo, mientras que el colombiano Donovan Solano impulsó dos carreras.

"Es bastante duro", dijo el manager de Boston, Bobby Valentine. "Puso en efecto esa bola rápida de 95 millas por hora. Logró mejorar su nivel en contra de algunos de nuestros bateadores. Hizo un buen trabajo. Apagó el fuego".

Beckett (4-7) lanzaba por primera vez en el sur de Florida desde 2003, cuando llevó a los Marlins a un título de Serie Mundial. Luego de ir perdiendo 4-0, retiró a 14 bateadores consecutivos, pero los Medias Rojas no lograron generar una remontada.

"Hizo un buen trabajo al mantenernos en la pelea", dijo Dustin Pedroia, segunda base de Boston. "Sólo que nosotros no pudimos hallar la manera de batearle a su abridor"

Los Medias Rojas, últimos en la División Este de la Liga Americana, perdieron por séptima ocasión en ocho partidos.

En el resto de la jornada, los Nacionales de Washington vencieron 6-3 a los Azulejos de Toronto y los Angelinos ganaron 3-2 a los Dodgers de Los Angeles.