El excandidato a la Presidencia dominicana por el opositor PRD, Hipólito Mejía, denunció en una carta al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, "las graves irregularidades" ocurridas durante el proceso electoral, y la supuesta "dictadura constitucional" que se ha instalado en el país.

Mejía, quien gobernó el país entre 2000 y 20004, perdió con el 46,95 % frente al 51,21 % del candidato del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, en las elecciones del 20 de mayo, que fueron observadas por una misión de la OEA, encabezada por el expresidente uruguayo Tabaré Vázquez.

En la misiva enviada a Insulza y dada a conocer hoy Mejía dijo que la elección del Medina "fue el resultado de una cadena de acontecimientos que violentaron leyes, reglas y normas sustentadoras de un Estado democrático y participativo".

Asimismo, opinó que "antes, durante y después de transcurridas estas elecciones se cometieron irregularidades que alteran el derecho de los ciudadanos a elegir y ser elegidos ".

También denunció el supuesto uso y abuso de recursos millonarios del Estado a favor de la candidatura oficialista que, en su opinión, "sobrepasó las propias expectativas" del presidente del país, Leonel Fernández, quien "debió ser garante del libre ejercicio del sufragio de los ciudadanos".

Sin embargo, señaló, las acciones de Fernández, quien también preside el PLD, "estuvieron claramente dirigidas a perturbar el proceso electoral con una intromisión ilegal en el mismo, poniéndose al margen de sus obligaciones como Jefe de Estado de garantizar la equidad para los actores del proceso".

Mejía acusó a Fernández, quien traspasará el poder a Medina el próximo 16 de agosto, de encabezar una "dictadura constitucional".

Según lo expuesto por Mejía en la carta, "antes y durante el proceso electoral el aparato represivo del Estado fue utilizado para doblegar la voluntad de los votantes de la oposición en todo el territorio nacional".

Aseguró que "las graves irregularidades acontecidas durante este proceso electoral han hecho que nuestro país retroceda a la época de los Gobiernos totalitarios".

También cuestionó la misión de la OEA que observó los comicios dominicanos y que si bien los calificó de limpios dijo que constató la compra de cédulas por parte de distintos partidos.

"Si constataron la compra de cédulas, ¿cómo dicen que fueron unos comicios democráticos y limpios?, ¿cuántas cédulas se pudieron comprar?", se preguntó el excandidato.

Mejía pidió a la OEA "alzar su voz de protesta para impedir la pérdida de los derechos civiles y democráticos adquiridos con mucho sacrificio por los dominicanos" y solicitó al organismo y a su Consejo Permanente tomar "las acciones que demandan los hechos y circunstancias de cara al concierto de las naciones de América".

Tras la derrota en los comicios, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) vive una crisis interna y dos fracciones, una encabezada por Mejía y otra por el presidente de la organización, Miguel Vargas, se disputan la presidencia de la formación.