La clave para reducir la tasa de embarazos entre las adolescentes latinas yace en la educación, según un informe emitido por la Campaña Nacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes y No Planificados (National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy).

El estudio examinó 25 de los distritos escolares que siempre suelen tener un rendimiento deficiente en el país. Según el estudio, en esos distritos ocurre el 20 por ciento de los abandonos escolares y el 16 por ciento de los nacimientos de madres adolescentes.

reemos que ocuparnos del embarazo en las adolescentes y las tasas de abandono escolar es una forma en que podemos dar fin a la pobreza.

- Ann Marie Benitez

Estados Unidos tiene la tasa más alta de embarazos en adolescentes del mundo desarrollado, con unos 750,000 embarazos al año. Casi la mitad de las latinas que viven en los EE. UU. quedan embarazadas antes de los 20 años de edad, una estadística que ha causado preocupación entre los activistas que dicen que el embarazo en la adolescencia sumado a un bajo nivel de progreso escolar es una manera segura de perpetuar el ciclo de pobreza.

“Creemos que ocuparnos del embarazo en las adolescentes y las tasas de abandono escolar es una forma en que podemos dar fin a la pobreza,” dijo Ann Marie Benitez, administradora principal de la Iniciativa Latina de la Campaña Nacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes y No Planificados.

El embarazo en la adolescencia afecta a la familia y repercute en toda la sociedad. Los partos de madres adolescentes en los Estados Unidos costaron a los contribuyentes (a nivel federal, estatal y local) al menos $10,900,000,000 en 2008. A lo largo de su vida, un estudiante que se gradúa del college gana aproximadamente 1 millón de dólares más que un alumno que abandona la secundaria.

Estas estadísticas nacionales sumadas a las tasas de abandono escolar entre los latinos constituyen un argumento convincente sobre por qué el embarazo en adolescentes es un tema que las iglesias, las familias y las escuelas de las áreas latinas no pueden ignorar, dijeron quienes trabajaron en el estudio.  

“No se habla sobre la prevención del embarazo en el contexto de la educación”, dijo Benitez. “En la mayoría de los casos no se hace esa conexión. Es necesario que los distritos escolares sepan que cuando se trata el tema de las tasas de abandono escolar, debe hablarse también del embarazo en las adolescentes”, explicó.

En términos generales, los adolescentes y jóvenes latinos son dos veces más propensos que los negros no hispanos y cuatro veces más que los blancos no hispanos a abandonar la escuela secundaria. Más del 35 por ciento de las latinas que abandonan la escuela secundaria entre el segundo y el cuarto año lo hacen a causa de un embarazo. Más de la mitad (el 54 por ciento) de las adolescentes latinas que tienen un bebé no terminan la secundaria, en comparación con el 34 por ciento de las madres adolescentes en general.

“Cuando se habla del embarazo en adolescentes se puede ir directamente a la parte política negativa”, dijo Benitez. “Pero señalar que existe una relación con el logro académico realmente ayuda a fomentar el diálogo”.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino