La lucha contra el tabaco, el alcohol y otras drogas entre los adolescentes de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú será fortalecida con el programa "Familias Fuertes: Amor y Límites", presentado hoy por la Comunidad Andina (CAN), en su sede en Lima.

A través de talleres familiares, el programa buscará mejorar la salud y el desarrollo de los adolescentes, entre 10 y 14 años, de la región y alejarlos de conductas de riesgo.

Entre las principales herramientas de este proyecto se encuentra el propiciar el diálogo directo entre padres e hijos, una experiencia puesta en práctica en Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Perú, Chile y Colombia.

Para Carmen Masías, presidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida) de Perú, "la implementación de este programa es muy importante pues reafirma el compromiso de que cada día tenemos que reforzar los lazos entre los países hermanos de la región".

Según Masías, este programa "es una respuesta sólida" frente al creciente número de adolescentes que se involucran en drogas desde temprana edad y que ya ha sido implementado en las regiones peruanas de Arequipa, Huánuco, Junín y Ucayali.

El programa es apoyado también por la Unión Europea (UE) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).