El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, subió hoy un 0,09 % a pesar de que el bono de deuda a diez años se encarecía hasta llegar a registrar una rentabilidad del 6,8 %, su máximo desde la entrada en el euro.

El IBEX 35 cerró en 6.523 puntos, lo que implica unas pérdidas del 23,86 % desde principios de año, mientras la rentabilidad del bono español a diez años alcanzaba su máximo desde la entrada en el euro y la prima de riesgo -que mide el diferencial entre este y el alemán del mismo plazo- se situaba en 529 puntos básicos.

Todos los bancos que cotizan en el IBEX cerraban hoy en negativo después de que la agencia de medición de riesgos Fitch rebajara la nota de 18 entidades financieras españolas, en línea con la degradación la semana pasada de la nota de España.

El Índice General de la Bolsa de Madrid ganaba hoy un 0,08 %, con lo que reduce las pérdidas desde principios de año al 22,69 %.

La Bolsa española comenzó la sesión con altibajos condicionada por la bajada de Wall Street en la jornada anterior y por las dificultades en el mercado de deuda, donde la prima de riesgo española abría de nuevo por encima de los 500 puntos básicos.

El riesgo país llegaba a los 530 puntos básicos después de que Fitch comentara que España no cumplirá los objetivos de déficit ni este año ni el próximo, un factor que perjudicaba a la Bolsa española, igual que la caída del precio del barril de crudo de Brent, que se cotizaba a 97 dólares hoy.

Sin embargo, el IBEX se mantenía en positivo gracias a la Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA), que considera improbable que haya que pagar los seguros de impago de deuda españoles.

A esto se unió la confianza de la Comisión Europea en que la unión bancaria estará lista dentro de un año, el éxito de la subasta de deuda griega y la apertura en positivo de Wall Street.

Pero el selectivo español acababa decantándose por las pérdidas poco antes del cierre, lastrado por la caída de las exportaciones y del precio de las importaciones estadounidenses, la rebaja de Fitch, el encarecimiento de la deuda española y la debilidad del euro, que cotiza de nuevo por debajo de los 1,25 dólares.

Además, según los expertos, los inversores están a la espera de conocer los detalles de la ayuda a la banca española y el resultado de las elecciones griegas del domingo, donde podrían vencer los grupos políticos opuestos al rescate.

El valor más bajista del IBEX en la sesión de hoy fue Bankinter, con un descenso del 4,64 %, seguido de OHL (4,05 %) y Banco Popular (3,55 %), mientras que los mayores avances fueron para Telefónica (1,64 %), Iberdrola (0,9 %) y Arcelormittal (0,54 %).

Por lo que respecta al resto de grandes valores, Repsol YPF subió hoy un 0,44 % e Inditex, un 0,3 %, mientras que Banco Santander bajó un 0,39 % y BBVA, un 0,16 %.

Los avances más destacados del mercado continuo fueron para Solaria (21,33 %) y Urbas Guadahermosa (7,69 %), mientras que las mayores pérdidas recayeron en Inmobiliaria Colonial (-10,43 %) y Corporación Dermoestética (-9,09 %).

En la sesión de hoy se intercambiaron títulos por valor de 3.484 millones de euros, de los que 331 millones correspondieron a Banco Santander y 213 millones, a BBVA. EFE