El jefe de WikiLeaks Julian Assange ha pedido a la Corte Suprema británica que reabra su caso de extradición, una maniobra legal poco usual orientada para bloquear su traslado a Suecia.

Ben Wilson, portavoz de la Corte Suprema británica, confirmó el martes que ya se han interpuesto los documentos en el conocido caso, que se ha prolongado durante casi dos años.

El recurso estaba previsto. La Corte Suprema rechazó el último recurso de apelación de Assange contra su extradición a Suecia el mes pasado, pero la abogada Dinah Rose se puso de pie después de que el veredicto fuera leído para quejarse de que los jueces se basaron en pruebas que los abogados del experto en informática australiano no tuvieron la oportunidad de conocer con tiempo para hacer un interrogatorio adecuado.

Reabrir un caso de la Suprema Corte luego de que el fallo se ha dado es prácticamente inaudito y los expertos legales dicen que sería bochornoso para los principales jueces británicos.

"Sería muy malo para su reputación", dijo a The Associated Press el abogado Julian Knowles.

Los jueces podrían rechazar la petición de Assange. En caso de que decidan reabrir el caso, podrían pedir a ambas partes que ofrezcan alegatos por escrito o realicen una nueva audiencia.

Wilson, el portavoz de la corte, dijo que no había plazos.

Assange, de 40 años, es requerido en Suecia por acusaciones de violación y abuso sexual ocurrido en una visita al campo escandinavo a mediados de 2010. No ha sido acusado y él niega haber actuado ilegalmente.

El y sus partidarios insinúan que las denuncias sexuales son una cortina de humo para extraditarlo a Estados Unidos, donde según él, existe un acta de cargos secreta por las filtraciones de documentos.