La violencia en Siria se ha intensificado hasta convertirse en una guerra civil, dijo el martes Herve Ladsous, jefe de Pacificación de la Organización de las Naciones Unidas.

Al preguntarle en una entrevista si Siria estaba en una guerra civil, Ladsous respondió a Reuters y AFP: "Sí, pienso que uno puede decir eso", confirmó su vocero.

Kieran Dwyer, portavoz del departamento de Pacificación de la ONU, señaló que observadores del organismo internacional han visto un incremento abrupto de la violencia y un giro peligroso en las tácticas de ambos bandos en Siria durante los últimos cinco días.

El gobierno sirio parece intentar recuperar el control de muchas áreas en poder de los rebeldes y está bombardeando distritos muy poblados y utilizando helicópteros de combate sobre ciudades "con impacto devastador sobre civiles", agregó Dwyer.

Por su parte, la oposición está coordinando cada vez más ataques contra fuerzas gubernamentales e infraestructura civil, y "el conflicto ha alcanzado virtualmente todas las partes de Siria", dijo el vocero.