Una coalición integrada por más de 150 congregaciones evangélicas exhortó el martes al gobierno y a las bancadas de ambos partidos en el Congreso a trabajar juntos para lograr una reforma migratoria integral que resuelva la situación de 11 millones de inmigrantes en el país.

Tras una evaluación que tardó cerca de un año, los líderes evangélicos presentaron una declaración de principios sobre la reforma migratoria, a pesar de que existe un entorno político que luce poco favorable para alcanzar un consenso y cuando se está a las puertas de las elecciones de noviembre.

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos Leith Anderson dijo que "tal vez no haya una votación pendiente en el Congreso sobre reforma migratoria antes de noviembre, pero habrá muchas elecciones (para diferentes cargos) en noviembre, y esas serán elecciones importantes porque son los que abordarán la legislación".

Los evangélicos propusieron que la reforma migratoria cumpla con seis objetivos: respetar la dignidad que Dios dio a cada persona y el estado de derecho, proteger la unidad de la familia inmediata y garantizar la seguridad fronteriza.

Además, lograr justicia a los contribuyentes, ofrecerle una alternativa hacia la legalización y/o naturalización a los inmigrantes sin documentos que la deseen y que reúnan los requisitos.

Noel Castellanos, presidente de la Asociación de Desarrollo Comunitario Cristiano, expresó que las organizaciones integrantes de la coalición comenzarán a profesar en sus respectivos templos los principios migratorios inscritos en la declaración para propagar el mensaje entre sus comunidades.

Los líderes religiosos describieron la coalición como "sin precedentes" porque agrupa a congregaciones e instituciones académicas con diversas posturas políticas y teológicas dentro de la comunidad evangélica.

La posibilidad de que el Congreso aborde una reforma migratoria a apenas meses de los comicios presidenciales de noviembre lucen casi nulas.

El presidente Barack Obama prometió durante su campaña electoral una reforma, y ha achacado reiteradamente la responsabilidad a la falta de interés de los legisladores republicanos para debatir un proyecto de reforma.

Entretanto, los republicanos que controlan el comité judicial de la cámara baja han promovido varios proyectos de ley de corte restrictivo en materia migratoria, tales como darle carácter obligatorio al E-Verify, un banco de datos federal que certifica la legalidad de los inmigrantes.

El candidato presidencial republicano Mitt Romney ha generado numerosas críticas de organizaciones pro inmigrantes al haber propuesto durante su campaña solucionar el problema de inmigrantes sin documentos creando suficientes obstáculos legales para que las personas se "autodeporten" o decidan voluntariamente regresar a sus países de origen.

Jim Wallis, presidente de la organización Sojourners, subrayó que el sistema migratorio falla en la actualidad debido al fracaso de ambos partidos políticos en reformarlo.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com/luisalonsolugo